Las advertencias no han sido pequeñas, pero vale la pena recordar una vez más que la compatibilidad con Windows 7 finalizará el 14 de enero de esta semana.

 

La versión del sistema fue una de las más populares que Microsoft ha logrado alcanzar, y ciertamente todavía tenemos a muchas personas que no lo han actualizado, lo que podría ser un problema después de que se finalice oficialmente el soporte.

 

Finalizar el soporte no significa que el sistema dejará de funcionar en una computadora que no se actualiza. El sistema operativo aún podrá usarse normalmente, pero ya no recibirá actualizaciones. No se realizarán actualizaciones de seguridad importantes y los usuarios que elijan permanecer en Windows 7 pueden ser vulnerables a nuevas amenazas.

 

Microsoft tiene la intención de hacer un recordatorio mucho menos sutil que nuestra publicación este 15 de enero próximo. Los usuarios de las versiones domésticas de Windows 7 verán una notificación en pantalla completa que indica que el soporte finaliza con el siguiente texto:

 

“Microsoft recomienda encarecidamente utilizar Windows 10 en una nueva PC para obtener las últimas características de seguridad y protección contra software malicioso” .

 

Mientras tanto, Windows 8 ya tiene finalizado su soporte, pero recibirá actualizaciones de seguridad hasta 2023.