A 22 años de la creación del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) el panorama no es favorecedor, toda vez que de acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) el ahorro de pensiones es insuficiente para garantizar una pensión adecuada a la primera generación que se pensione con Afore y a quienes administra sus recursos desde 1997.

 

Además de incentivar el ahorro voluntario, el principal reto que tiene el SAR es aumentar el monto de ahorro obligatorio de los mexicanos que actualmente es de 6.5  por ciento del Salario Base de Cotización del trabajador, cifra que es la más baja de los países incorporados a la OCDE e insuficiente para garantizar que los adultos mayores que se jubilen en este modelo reciban una pensión que les permita tener una vida plena tras el retiro.

 

Con el actual monto de ahorro obligatorio los pensionados obtendrán apenas entre 25 por ciento y 30 por ciento de su último salario, es decir que si una persona gana 10 mil pesos al mes, cuando se pensione tendrá un máximo de 3 mil pesos mensuales para cubrir todos sus gastos.

 

Será en 2022 cuando los primeros trabajadores de la generación Afore se pensionen y se prevé que seis o siete años después el volumen se incremente considerablemente y ya se anticipa una crisis: un mayor número de adultos mayores con niveles muy bajos de ingreso.

 

Así que, es mejor comenzar a invertir más en una mejor pensión si es que no queremos una vejez muy castigada.