Desde hace un tiempo el consumo de los televidentes migró a los servicios de streaming, la razón, la gente solicitaba contenido menos censurado y admitámoslo, el no tener que cumplir con un horario, también fue una de las principales razones.

 

Los servicios de streaming están abriendo la puerta a un sinfín de contenidos que fácilmente pueden ser consultados desde un smartphone y que incluso muchos, prefieren consumir en los conocidos “maratones de fin de semana”.

 

Con la introducción de Netflix a México en el 2011 las compañías de entretenimiento televisivo e incluso el cine tuvieron que rediseñar la forma de difusión de sus contenidos.  El periódico Milenio ha reportado que el servicio de streaming es una necesidad en la actualidad para los mexicanos y es que solamente en el segundo trimestre de 2018 los ingresos en el segmento crecieron 26.3 por ciento, además, Statista reporta que los ingresos del video y la TV OTT se estimaron en 626 millones de dólares en el país.

 

Quizá fueron sus precios “accesibles” de aquel entonces lo que provocara que Netflix se convirtiera en la plataforma favorita de los mexicanos y bueno, a ésta le siguen Claro Video y YouTube, y para cerrar el quinteto, también se logran posicionar Amazon Prime y HBO GO.

 

Con el nuevo contenido que genera Netflix, así como las otras plataforma como Amazon Prime, están dejando atrás los viejos contenidos que en algún momento predominaron en Televisa y TV Azteca.

 

Con información de Merca 2.0