Cómo entender a la Guardia Nacional

 

La Guardia Nacional, una de las promesas de campaña de López Obrador y una agrupación que busca recuperar la seguridad en el país, no ha tenido un camino viento en popa, y es que hay cuestiones legales que tienen que atenderse antes de que este grupo vea la luz y ayude a mantener la seguridad en el país como el presidente Andrés Manuel López Obrador ha prometido.

 

Este martes 8 iniciarán los debates públicos con respecto a la Guardia Nacional, ahí participarán gobernadores, legisladores y académicos. Posteriormente se dará la discusión entre legisladores en el periodo extraordinario que correrá del 16 al 17 de enero, donde tentativamente se probarían las reformas al artículo 89 constitucional así como la creación de las leyes secundarias que indicarían cómo se instrumentaría la Guardia Nacional. Para estos días la coalición legislativa de MORENA debería ya, haber hecho las negociaciones necesarias para poder aprobar dichos cambios.

 

¿Qué está deteniendo la creación de la Guardia Nacional?

 

Para que la Guardia Nacional vea la luz se requiere una serie de Reformas Constitucionales a 13 artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, estos son: 13, 16, 21, 31, 32, 36, 55, 73, 76, 78, 82, 89 y 123.

 

El dictamen presentado por Morena ya está aprobado en Comisiones de la Cámara de Diputados, sin embargo, plantea que se deben crear tres nuevas leyes que regulen su correcto funcionamiento antes de que la misma sea desplegada.

 

Se trata de la Ley Orgánica de la Guardia Nacional, de la Ley de Uso Legítimo de la Fuerza, y la Ley General de Registro de Detenciones. Todas ellas, según el artículo Primero Transitorio del dictamen, deben crearse en un plazo máximo de 60 días posteriores a que la reforma constitucional entre en vigor.

 

¿Legisladores tienen las facultades para hacer modificaciones a la Constitución?

 

El Congreso si bien ha tenido la capacidad de sacar reformas prometidas por López Obrador, existen otras que son imposibles de promulgar sin la aprobación de mayoría calificada que significa obtener el voto de dos terceras partes de los legisladores de cada Cámara, sin esos votos la aprobación de dichos dictámenes y por lo tanto la promulgación de la Guardia Nacional, está simplemente detenida.

 

Para tener los apoyos necesarios, numéricamente hablando, Movimiento Ciudadano deberá dar su apoyo a quien requiera mayoría calificada pues cuenta con 28 diputados, caso contrario tendría que voltear a ver al PRD que cuenta con 20.

 

A pesar de que Morena, PT y PES tiene mayoría absoluta, la negociación tendrá que hacerse presente en las Cámaras y no sólo de grupos parlamentarios, sino también, tendrán que ganar el apoyo de expertos, ONG’s y así lograr las reformas necesarias para que la Guardia Nacional (o los elementos que ya actúan en su nombre) no esté en la ilegalidad.