Sin duda alguna, 2019 se presenta como un año de definiciones y controversias en el acontecer nacional, donde el nuevo gobierno deberá comenzar a trazar estrategias de solución de cara a problemas complejos y altas expectativas.

Durante los siguientes días, analizaremos los temas nacionales e internacionales en materia política y económica, cuya definición tendrá un impacto potencial en el acontecer de México.

 

ENTORNO INTERNACIONAL

2019; un mundo tenso y lleno de controversias.

Las tensiones políticas internacionales sobre temas no resueltos durante 2018, serán la constante en este año. A continuación, enlistamos los temas que marcarán la agenda geopolítica.

 

Brexit

Faltan menos de 90 días para que el Reino Unido abandone la Unión Europea. El 29 de marzo es el día en que, supuestamente, se cumple oficialmente el Brexit, sin embargo, poco hay de concreto sobre lo que realmente pasará ese día.

En el caso del Brexit, todo es posible, los diversos escenarios son cada vez mayores y con igualdad de posibilidades: Brexit con acuerdo; Brexit sin acuerdo; no Brexit (permanencia de UK en la UE); repetición del referéndum. Por lo pronto, la primera decisión fundamental será tomada – con suerte y si no se pospone la sesión – el 14 de enero, cuando el parlamento haga su votación para aprobar (o no) el plan suscrito por Theresa May con Bruselas, el cual determina los términos de la salida del Reino Unido.

Llegado el día de la salida o la permanencia del país, la moneda vuelve a estar en el aire y los escenarios de desastre o victoria para el Reino Unido, van desde el acierto de la decisión debido a los retos que enfrenta la UE (como la inmigración, la partida de Angela Merkel y el aumento de la popularidad de la extrema derecha), hasta el inestabilidad política y económica.

 

Política migratoria de Estados Unidos

Poco o nada ha cambiado en la ideología de Donald Trump en el tema migratorio, sin embargo, la llegada de los demócratas a la Cámara de Representantes puede cambiar un poco la situación. Esto es un poco de lo que puede esperarse en política migratoria en el 2019:

  • Oposición demócrata: Mayor visibilidad y oposición a las actuales políticas controversiales de la administración de Donald Trump, como la separación de los niños de padres indocumentados. Es probable que incluso se lleven audiencias en los comités correspondientes de la cámara baja.
  • Asilo político: Después de la respuesta a la caravana migrante, y la muerte de niños que venían en ella, es posible que se busque impugnar la medida de Donald Trump de impedir que los indocumentados soliciten asilo político.
  • Dreamers y DACA: A pesar de que en 2017 se proclamó el fin de la política de Acción Diferida, el DACA sigue vigente. Es de esperarse que los demócratas aprueben en la Cámara Baja la residencia permanente a los dreamers, sin embargo, poco probable que la iniciativa sea aprobada en el Senado.
  • El muro: Encaprichado, Donald Trump sigue insistiendo en la construcción de un muro fronterizo con México que impida la entrada de los migrantes indocumentados a su país. Sin embargo, desde finales de diciembre, su capricho ha pasado de una frase proselitista, a una amenaza real que ahora afecta a EUA de manera interna.

Tras casi dos semanas del cierre de la administración, Donald Trump mantiene a una gran cantidad de las agencias federales en paro, como moneda de cambio para obtener la aprobación por parte de los demócratas de los 5,000 millones de dólares que quiere para la construcción del muro. Se espera que el conflicto interno entre Donald Trump y los demócratas por la aprobación del financiamiento para el muro sea prolongado.

 

Guerra comercial China vs EUA

Desde mediados de 2018, las economías más grandes del mundo, EUA y China, se encuentran en mitad de una guerra comercial. Tú me pones aranceles millonarios, yo te pongo aranceles millonarios. La dinámica que comenzó con una decisión unilateral de Donald Trump, llegó a una tregua el pasado mes de diciembre, sin embargo, no se espera que el conflicto termine pronto.

¿Las implicaciones?

  • De aumentar el monto de los aranceles impuestos, las medidas podrían empezar a tener repercusiones, particularmente la desaceleración de la economía china. Es decir, un arancel de 10% es tolerable, pero un incremento al 25% ya tendría consecuencias tangibles.
  • De no llegar a una solución terminada la tregua entre ambos países, la popularidad de Trump podría disminuir, pues la economía de agricultores y productores comienza a verse afectada.

A pesar de que la guerra comercial entre China y EUA es una situación relevante, con posibles implicaciones globales, 2019 se vislumbra como un gran año para el libre comercio. Más allá del USMCA – que nos involucra directamente – el comercio se diversifica y fortalece con la entrada en vigor de dos grandes acuerdos: el Tratado Integral y Progresista para la Asociación Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en inglés), y el Acuerdo de Asociación Económica (AAE).

El primero, que involucra a 11 naciones, entre ellos Australia, Canadá, Japón y México (y del cual, EUA ya no forma parte), eliminará los aranceles del 95% de los productos importados entre estos países. Por su parte, el AAE, entre la Unión Europea y Japón, no solo representará casi un tercio del PIB mundial, sino que también es el primer TLC que contempla el desarrollo sostenible al fundamentarse en el acuerdo climático de París.

 

Llegada al poder de Jair Bolsonaro

El 1 de enero, Brasil pasó oficialmente al bando de la extrema derecha cuando Jair Bolsonaro asumió formalmente la presidencia del país. Un candidato polémico por sus ideas y declaraciones misóginas, homofóbicas y antidemocráticas que recibe un país con serias dificultades en el ámbito social, económico, e incluso político. Algunos de los elementos del contexto actual de Brasil son:

  • Economía: Desde 2014, Brasil ha enfrentado un bajo crecimiento así como una desaceleración económica, y una recesión de la que comenzó a salir apenas en 2017.
  • Pobreza: Drástico crecimiento de la pobreza en los últimos años. De 2014 a 2017, las personas en pobreza aumentaron de 52.8 millones a 54.8 millones.
  • Desempleo: Derivado de la recesión económica, la tasa de desempleo ha aumentado en Brasil hasta alcanzar un 12.5% en 2017. La situación que se presenta incluye reducción de vacantes, reducción de la jornada laboral y aumento de la informalidad.
  • Fragmentación legislativa: La Cámara de Diputados se compondrá por legisladores de 30 partidos políticos diferentes. Aunque el partido de Jair Bolsonaro, el PSL, es el segundo con mayor representación (por debajo del partido de Lula Da Silva, el PT), únicamente cuenta con el 10% de la representación total en la Cámara, es decir, cuenta con 52 de 513 diputados.

Para hacer frente a estas situaciones, Jair Bolsonaro ha apostado por un cambio drástico en el manejo del Estado. ¿Qué es lo que puede esperarse para Brasil en esta nueva administración? (aparte de los riesgos a la democracia y a la libertad de expresión)

  • Liberalización económica: Reducción del Estado, baja de los impuestos, y apertura económica. A pesar de que Bolsonaro ha declarado que no venderá Petrobras, la estrella del gabinete y Ministro de Economía, Paul Guedes, se ha pronunciado fuertemente en favor de las privatizaciones.
  • Política criminal: Mayor facilidad para la portación de armas, reducción de la edad para ser juzgado como adulto a 16 años, y licencia para matar a los policías, es decir, los policías podrán ejecutar a los ciudadanos durante el ejercicio de sus funciones, y no serán juzgados por ello.
  • Reducción de la autonomía de pueblos indígenas: Existe la posibilidad de que se revoquen demarcaciones y territorios que han sido otorgados a los indígenas por administraciones anteriores.
  • Riesgos para la Amazonia y el medio ambiente: Bolsonaro ha declarado en ocasiones que Brasil podría salir del acuerdo de París, pues compromete su poder de explotación de la Amazonia.
  • Estrechamiento de la relación con EUA: El ejecutivo brasileño ya ha declarado que tiene intención de aumentar relación con Estados Unidos. Ambos países ya ha tenido acercamientos diplomáticos, e incluso planean trabajar en conjunto para generar cambios en países que – irónicamente – no consideran democráticos, como Venezuela y Nicaragua.

Como podemos ver, el 2019 sin duda estará lleno de sorpresas internacionales, que no necesariamente serán viajes.