¿Quién no lo ha escuchado, o peor aún, quién no lo ha dicho? ¡Ahora sí, este es mi año! Por alguna razón, como expertos procastinadores, las personas logramos cumplir si a caso, dos o tres de los propósitos de año nuevo, por eso, con la llegada de cada año nuevo decimos con seguridad ¡Ahora sí, este es mi año!

 

A lo mejor, el ahora sí, nunca llega, porque le dejamos todo el éxito de nuestras metas a la suerte y al destino, pidiendo deseos y buscando trucos. Éstas son algunas de las cábalas o tradiciones más comunes que la gente hace todos los 31 buscando suerte y abundancia.

 

El calzón rojo: para los forever alone. Escogen su mejor calzón rojo para ponerse la noche del 31 y recibir el año nuevo atrayendo el amor a su vida.

 

El calzón amarillo: para los que se cansaron de esperar a que el calzón rojo hiciera efecto y ahora quieren dinero en vez de amor.

 

Las maletas: para los viajeros. Justo cuando dan las 12, cruzan las puertas de su casa en varias ocasiones. Los intrépidos incluso dan la vuelta a la manzana.

 

Las lentejas: para los que dejaron de confiar en el calzón amarillo. Las lentejas son símbolo de abundancia, y si te las quieres cenar o las quieres poner en un jarrito en la entrada de tu casa, las lentejas son para los que quieren poder comprar dólares.

 

El papel quemado: para los espirituales. Escriben en un papel las cosas malas que pasaron en el año, hábitos o experiencias que quieren dejar atrás, y cuando dan las 12 de la noche, lo queman.

 

El simbolismo de cada una de estas tradiciones, y de cada año nuevo, traen consigo la idea y la esperanza de un nuevo comienzo, y si quieres salir a dar la vuelta a la manzana mientras quemas una lista kilométrica con tus tropiezos de este año ¡que así sea! Festeja con las tradiciones que prefieras, pero recordando siempre que lo más importante del año nuevo, es estar agradecido por haber terminado el año, y por las oportunidades que el año entrante pueda traer.

 

De la forma en que acostumbres a celebrar la llegada de un nuevo año, querido lector, en El Ideario deseamos seguir contando con tu confianza y atención, que nos motiva a generar contenidos y reflexiones para pensar a México en libertad.

Feliz 2019.